Historia de la Guía Michelin, un referente de la gastronomía mundial

Tanto las voces expertas como las más neófitas del mundo de la gastronomía conocen la Guía Michelin. Estar en “el cuaderno de las tapas rojas” es un distintivo de calidad. Te asegura que, además de ir a probar deliciosos platos, vivirás una experiencia gastronómica única, basada en la investigación culinaria que va más allá de un simple plato.

Cada año, la Guía Michelin se renueva. Así como entran nuevos nombres, otros salen. También están los que, además de mantener su estrella, son premiados con más. El máximo galardón es contar con tres estrellas. Mantener la estrella Michelin significa trabajar duro cada año. La guía actualmente cuenta con numerosas ediciones, divididas por países, pero no siempre fue así. Lo que ahora parece haberse convertido en la biblia de la gastronomía, surgió en Francia como una idea mucho más modesta, y con otras intenciones.

La Guía Michelín nace en Francia como regalo con la compra de neumáticos

Cuando hablamos de Michelin es inevitable que se nos vengan dos conceptos a la mente: gastronomía y neumáticos. No es casualidad, la idea de una, la guía, nace a consecuencia de la venta de la otra, los neumáticos.

La primera Guía Michelin se publica en Francia en 1900. Surge como una ayuda al viajero y una forma de animar a los conductores a tomar las carreteras y a saber cómo circular por ellas. Ahora Google Maps y el GPS nos facilita el trabajo, solo tenemos que señalar el destino y dejarnos llevar. Antes (hasta no hace mucho), había que establecer una ruta con ayuda de un mapa para poder llegar al destino.

Cuando se publica la primera guía la Guía, Francia contaba con menos de 3.000 vehículos en todo su territorio. Esto nos lleva a pensar en lo necesario que era contar con una guía que les enseñase a cómo circular por las carreteras sin perderse. Por ello, al grupo Michelin se les ocurrió regalar las guías con la compra de neumáticos. Además de los mapas de carretera, el libreto contaba con indicaciones para cambiar las ruedas (lo que más le interesaba entonces a la empresa) y lugares en los que poder repostar, comer y dormir.

De guía de carretera a libreto de restaurantes de prestigio

Lo que nació como un incentivo para que la gente se lanzase a la carretera a quemar neumático fue evolucionando con el paso de los años. En los años 20, lo que era un producto que se entregaba de forma gratuita pasó a costar 7 francos. Como novedad, la década del charlestón y la gran depresión también dejó en la en la guía un apartado específico que hablaba únicamente de restaurantes recomendados. Ya no era necesario que tuvieran cerca una gasolinera o un hotel, bastaba con que fuera un lugar en el que se comía bien.

Los restaurantes, al ver que la guía otorgaba publicidad y, por ende, más comensales, comenzaron a tener interés por aparecer en la guía. El grupo Michelin, al percatarse de ello, decidió ir un paso más allá: crear un equipo de críticos culinarios y premiar a los mejores establecimientos con una estrella.

La evolución de la Guía Michelin hasta lo que conocemos ahora

Esto evolucionó hasta la llegada de la jerarquía en los años 30. Ahora no solo se otorgaba una estrella a los mejores restaurantes, sino que se hacía un distintivo aún mayor. Nace así la idea de premiar con una, dos o tres estrellas Michelin. Con la jerarquía de estrellas nacen también los preceptos que establecen qué es necesario para conseguir una estrella. Con su nacimiento, André Michelin apostiyo: “Esta obra aparece con el siglo y durará tanto como él”. No se equivocaba. Es más, han pasado ya más de 120 años de su nacimiento y su prestigio no para de crecer a nivel mundial. ¡Hasta se celebran galas para otorgar los premios!

España cuenta con 234 restaurantes con estrella

España es un referente mundial gastronómico. Turistas de todo el mundo acuden a la península y las islas para degustar los platos de las principales espadas de la cocina española o, mejor dicho, las principales estrellas. Nuestro país cuenta con un total de 234 restaurantes con estrella, de los cuales 11 cuentan con tres estrellas, el máximo galardón con el que cuenta la guía. Les siguen 35 con dos estrellas, y 203 con una.

Restaurantes con Estrella Michelin que colaboran con la Escuela de Hostelería de FORMAEMPLEAN

La Escuela de Hostelería de FORMAEMPLEAN trabaja muy duro cada día para conseguir que su alumnado realice prácticas junto a chefs de reconocido prestigio. Entre los restaurantes que colaboran con la Escuela de Hostelería están:

  • Ático, con Ramón Freixa (2 estrellas)
  • BIBO, con Dani García (3 estrellas)
  • DSTAge, con Diego Guerreros (2 estrellas)
  • Restaurante Diverxo, con Dabiz Muñoz (3 estrellas)
  • El Bohío, con Pepe Rodríguez (1 estrella)
  • Resturante El Corral de la Morería, con Davíd García (1 estrella)
  • Gofio, con Safa (1 estrella)
  • Pepe Vieira, con Pepe Vieira (1 estrella)
  • Saddle, con Carlos Maldonado (1 estrella)

Otros restaurantes colaboradores con la Escuela de Hostelería que en algún momento han formado parte de la Guía Michelin, y que continúan realizando un trabajo excepcional, son:

  • La Cabra, con Javier Aranda
  • Santerra, Con Miguel Carretero
  • Biosfera by Aurum, con Carlos Gumiel
  • Floren Domezáin, con Floren Doezáin

Echa un vistazo de todos los restaurantes que cuentan con estrella Michelin aquí.