Hoy, 21 de mayo, se celebra el Día de la Seguridad Privada

Hoy, 21 de mayo, se celebra el Día de la Seguridad Privada. Los vigilantes de seguridad privada, y otros profesionales del campo, dedican los 365 días del año a salvaguardar la seguridad ciudadana en el ámbito privado. Hoy, 21 de mayo, es cuando se celebra el día en el que se agradece su compromiso con la sociedad.

Desde la Escuela de Seguridad Privada de FORMAEMPLEAN queremos unirnos a la celebración. Y, para alabar la labor que el sector de la seguridad privada realiza, vamos a dar a conocer: qué es todo aquello que engloba la seguridad privada, su relación con Policía Nacional y la formación que los vigilantes de seguridad privada necesitan para el desempeño de sus funciones.

Hace unas semanas, pusimos de manifiesto los resultados del Estudio sobre la Percepción de la Seguridad Privada. En dicho estudio, además de valorar muy positivamente el trabajo de los equipos de seguridad privada, se destacaba que la mayoría de la ciudadanía desconocía cuál era la función que la seguridad privada desempeñaba en la sociedad. La inmensa mayoría no pasaba de relacionar la seguridad privada con el personal que trabaja en centros comerciales, trenes y aeropuertos.

Policía Nacional, cada vez más cercana a los equipos de seguridad privada

El sector de la seguridad privada va más allá del equipo de vigilantes que encontramos en un centro comercial, o en el control de accesos de un aeropuerto, entre otros. Existen otros muchos perfiles profesionales, tales como: escoltas, técnicos, operadores, detectives… Grandes equipos al servicio de la ciudadanía que, además, colaboran de manera estrecha con los equipos de Policía. De la cercana relación entre Policía Nacional y la Seguridad Privada ha nacido Red Azul 21, que afianza el acercamiento de la Policía Nacional a los vigilantes de Seguridad Privada, y del que muy pronto hablaremos en el blog de FORMAEMPLEAN.

Manuel Yaguas, Comisario Principal, Jefe de la Unidad Central de Seguridad Privada, dedica unas palabras al sector de la Seguridad Privada

Hoy, Manuel Yanguas Menéndez, Comisario Principal, Jefe de la Unidad Central de Seguridad Privada, ha aprovechado la ocasión para dedicar al sector de la seguridad privada unas palabras:

“Hoy, 21 de mayo, en nombre de la Policía Nacional, y en el mío propio, les deseo a toda la gran familia que forma el sector: empresas y departamentos de seguridad, despacho de detectives, personal de seguridad privada, asociaciones y sindicatos sectoriales, así como centros de formación, un feliz día de la seguridad privada. Con la esperanza de que pronto podamos celebrar juntos esta fecha tan señalada para todos los profesionales de la seguridad”.

La importancia de la formación en el personal de Seguridad Privada

Acertadamente, Manuel Yaguas ha incluido en su discurso a los centros de formación. Los equipos de seguridad privada se conforman por personal cualificado. Cabe destacar que los vigilantes de seguridad privada y escoltas son profesionales formados. Cuentan con una habitación expedida por Policía Nacional (Tarjeta de Intensidad Profesional, o TIP). Sin ella, no podrían desempeñar sus funciones de protección a la ciudadanía.

La Escuela de Seguridad Privada de FORMAEMPLEAN, referente en la seguridad privada

La Escuela de Seguridad Privada de FORMAEMPLEAN recibe cada año a cientos de alumnos/as dispuestos/as a obtener la TIP. Ello la ha convertido en un referente en la formación de personal de seguridad privada. En su periodo de aprendizaje en la Escuela, estudian leyes y normativas, realizan prácticas de tiro, pruebas físicas, defensa personal… Pasan por una serie de pruebas y exámenes que, si no superan, no les habilita como vigilantes de seguridad privada.

Alumnado de la Escuela de Seguridad Privada de FORMAEMPLEAN junto a su profesor

Es más, para poder optar a la formación de vigilante de seguridad en España, se han de cumplir una serie de requisitos: estar en posesión del Título de la ESO; no tener antecedentes penales; contar con la nacionalidad española; y, por último, disponer de un certificado médico que acredite estar en plenas facultades para la realización de sus labores.