La Escuela de Hostelería de FORMAEMPLEAN se va de cata de vinos

En la Escuela de Hostelería de FORMAEMPLEAN creemos en la formación con la práctica como base de todo aprendizaje. Por ello, estas semanas el alumnado de la Escuela ha tenido la oportunidad de participar en dos catas de vinos. Además de la actividad de la degustación de vino, hemos querido ir un paso más allá. Por ello, cuando estábamos organizando los ejercicios de degustación, pensamos en ofrecer un valor añadido a la cata. Además de contar con conocimientos sobre enología, ahora saben un poco más sobre la distribución y elaboración del vino. ¿Quieres saber cómo? Continúa leyendo.

Visita de Pifema a la Escuela de Hostelería para taller de cata y distribución de vinos

En primer lugar, invitamos a un enólogo y comercial del Pifema Wines que, además de ofrecer una clase de cata de vinos, también dio una charla sobre la distribución de la bebida de uva en establecimientos. Durante la ponencia, el alumnado de la Escuela de Hostelería tuvo la oportunidad de conocer cómo se producía la distribución del vino en bares, restaurantes y establecimientos.

Juan Manuel R., enólogo y comercial de Pifema Wines, explicó las peculiaridades de la distribución del vino y su diferencia con la de otras bebidas. El reparto y la comercialización del vino no es como la de cervezas y refrescos, y no solo porque la de éstos últimos sea masiva.

Además de que el consumo de vino en establecimientos es menor, la conservación y transporte de éste es más compleja y costosa. Muchas bodegas exigen que la temperatura de su vino no supere X grados, otros desean tener presencia en determinados establecimientos… Se trata de la distribución de un producto que hay que mimar ¡Y vender!

Artesanos de la distribución de vinos

Cada vino es un mundo, un sabor diferente. Un buen comercial vinos, además de vender, tiene que conocer el producto, saber distinguirlo del resto. Juan Manuel explicaba que todo el equipo de venta participa de las catas de vino de Pifema, que no distribuyen un vino que no considerasen bueno. Piensan en grande en cuanto a la calidad, pero no la cantidad. No están interesados en la gran distribución de un vino “malo”, sino en ser el enlace entre una bodega de calidad y un establecimiento interesado en un buen vino. Sí, también existen los artesanos de la distribución, y Pifema es uno de ellos.

Visita del alumnado de la Escuela de Hostelería a las Bodega Cristo del Humilladero

En segundo lugar, pensamos que sería muy interesante para el proceso de aprendizaje del alumnado de la Escuela de Hostelería el trasladarnos a una bodega para que, además de realizar la cata de vinos, también conocieran cómo se producen y conservan. El lugar elegido para esta actividad fue la Bodega Cristo del Humilladero, un espacio centenario a las afueras de la Comunidad de Madrid, limítrofe con Ávila y Toledo.

Durante la visita, el alumnado de la Escuela descubrió una bodega tradicional. Aunque trabajen con maquinaria, siguen realizando algunos procesos de elaboración artesanos, como son el pisado de la uva. Es más, aún cuentan con pequeñas joyas hechas a la antigua. Gracias a Andrés, anfitrión de la visita, el alumnado tuvo la oportunidad de conocer cómo se trabaja la uva hasta convertirse en vino de una forma amena y divertida. El grado de satisfacción de los alumnos y alumnas fue sobresaliente y generalizado.

Cata de cervezas, otra de las excursiones del alumnado de la Escuela de Hostelería

Además de las catas de vino, el alumnado de la Escuela de Hostelería también ha de conocer otros tipos de bebidas y su clasificación. Antes de irnos de vacaciones, el equipo de la Escuela organizó una excursión a Vinos Premier para la realización de una cata de cervezas. Durante la actividad, tuvieron la oportunidad de probar tres tipos de cerveza artesana. Asimismo, recibieron una clase de identificación y producción de la cerveza.

Aprendizaje con actividades lúdicas

En FORMAEMPLEAN creemos que la asimilación de conceptos es mejor si van acompañados de una actividad lúdica o mediante ejercicios prácticos. Aprender con la materia prima en la mano es mucho más sencillo para contextualizarla, saber cómo se relaciona con los sectores de la hostelería y la restauración. Además de enseñar un oficio, queremos que nuestro alumnado cuente con conocimientos solidos de los materiales y géneros con los que trabajan. No solo formamos cocineros, reposteros y camareros, sino que nos ocupamos de formar personal cualificado que aporte a las empresas para las que trabajarán un extra.