Descubre cómo conseguir el IMEI de tu teléfono móvil

El robo y extravío de nuestros teléfonos móviles es una de nuestras principales preocupaciones. Ya no solo es una herramienta con la que poder comunicarte, sino un ordenador personal en el que almacenamos todos nuestros datos. Además de las fotos y contactos, nuestros móviles también guardan datos de especial importancia, tales como la numeración de las tarjetas de crédito, claves de aplicaciones de pago, número del DNI y dirección postal… Cayendo en malas manos, el estropicio que puede ocasionarnos la pérdida o robo de éste es mayúsculo.

Lo primero que debemos hacer si perdemos el teléfono, o nos lo roban, es acudir a las autoridades para que den de baja el terminal y estén en sobre aviso de que no está en tu poder si algo sucede. Para ello, la Policía Nacional te solicitará el IMEI. Se trata de un código que en telefonía móvil equivale a nuestro DNI.

¿Cómo saber cuál es el IMEI de nuestro teléfono móvil?

El IMEI del teléfono móvil aparece en la caja en la que viene empaquetado el terminal, así como en la batería del mismo. Lo ideal sería que, siempre que se adquiera un teléfono móvil, anotemos el número de IMEI, por si contamos con la mala suerte de quedarnos sin él.

En el caso de habernos desecho de la caja, y de que no podamos extraer la batería del aparato, hechos que suceden en la inmensa mayoría de las ocasiones, existe una manera de poder obtener el IMEI. Basta con que marques desde tu terminal *#06#. Automáticamente, aparecerá en la pantalla del teléfono el IMEI, el IMEI 2 y el número de serie del dispositivo.

Obviamente, para poder obtener el IMEI, tendrás que tener el móvil en tu poder. Por ello, no esperéis a que os lo roben o perderlo para preocuparos de cómo obtenerlo. ¡HACEDLO AHORA! No supone ningún tipo de coste. Una vez que aparezcan los datos en la pantalla, haced una captura de los códigos y subidlos a la nube o, si lo preferís, enviároslo a vuestra bandeja de correo electrónico. Así podréis tenerlo a buen recaudo por si contáis con la mala suerte de quedaros sin terminal.

Procurad no hacer uso de herramientas ni aplicaciones para conseguir el IMEI

Cuando perdemos el móvil, el pánico se apodera de nosotros, queremos a toda costa bloquearlo y dar aviso a las autoridades de que no lo tenemos para evitar sustos mayores. En un acto desesperado, cuando vayamos a comisaría y veamos que no disponemos del IMEI, haremos uso de internet para conseguirlo a cómo de lugar.

Existen muchas páginas web y aplicaciones para conseguir el IMEI, pero no todas son creadas con buena voluntad. Algunas no os pedirán más que el número de teléfono para encontrar el registro. Cuanto menos, daréis con uno de los males menores: que vuestro número aparezca en un banco de datos y estéis recibiendo constantemente llamadas para la venta de productos.

Si no tenéis el IMEI en vuestro poder, os recomendamos hacer caso a las recomendaciones de Policía Nacional. No busquéis soluciones milagro que sacien vuestra sed de venganza contra la persona que ahora tiene vuestro terminal. El que lo recuperéis ya no depende de vosotros, ni de soluciones milagrosas. Dejad en manos de las autoridades la resolución del problema.

La ciberseguridad es uno de los aspectos que más nos preocupan a día de hoy. ¡Y no es para menos! Descubre más sobre cómo evoluciona esta rama de la seguridad privada, aquí.